¿SABÉIS CÓMO SURGIÓ EL “CORPUS CHRISTI”?

corpus_christi-29En la Edad Media, entre otras herejías, se suscitó la duda sobre la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Entonces Dios utilizó a Santa Juliana de Mont Cormillas para propiciar esta fiesta (la del Corpus). Desde muy joven tuvo veneración al Santísimo Sacramento y siempre añoraba que se tuviera una fiesta especial en su honor. Tras una visión comunicó sus deseos a Roberto de Thorete, obispo de Lieja, entre otros, y finalmente al Papa Urbano IV. El Obispo Roberto convocó un sínodo en 1.246 y ordenó que la celebración se tuviera el año entrante (1.247). El obispo Roberto no vivió para ver la realización de su orden pues murió el 16 de Octubre de 1.246. Esto dificultó y paralizó el proceso. En 1.263 (siglo XIII) un sacerdote alemán, Pedro de Praga, realizaba una peregrinación a Roma con motivo de buscar la ayuda espiritual, ante la tumba de San Pedro, para su duda sobre la presencia real de Cristo en la Hostia consagrada, en la Eucaristía. En su camino a Roma pasó la noche en una pequeña ciudad italiana de Bolsena, a 70 Km. de Roma. Cuando estaba celebrando la Misa, como de costumbre, junto a la tumba de Santa Cristina, al pronunciar las palabras de la consagración: “…. Esto es mi Cuerpo….”, el pan se convirtió en carne, y empezó a sangrar profusamente manchando sus manos, cayendo sobre el corporal y el altar. El sacerdote interrumpió la Misa y salió corriendo hacia Orvieto donde se encontraba el Papa Urbano IV. Cuando el Papa vio aquel milagro, llamado “el Milagro Eucarístico”, se arrodilló al ver al Señor. El 8 de Septiembre de 1.264, Urbano IV, publicó la bula “Transiturus” ordenando celebrar el “Corpus Christi” el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad. A partir de aquí se divulgó a toda la Iglesia.

Hoja del domingo 22 de junio completa: _1056_ Corpus Cristi

Anuncios

FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

santisima-trinidad6Todos los días son fiesta de la Sma. Trinidad para nosotros. Es verdad que es un Misterio que nos desborda, que es para VIVIRLO más que para SABERLO. Creer no es tanto un acto de la mente, quedarse en la racionalidad  y ¡YA ESTA! Dios toca todas las fibras de nuestro ser: CREO Y QUIERO VIVIRLO.

DIOS ES PADRE: Ama, crea, bendice, regala, protege, perdona, espera. Es Padre y no puede ser lejano, indiferente, justiciero…Es rico en misericordia

DIOS ES HIJO: Jesucristo es la Imagen perfecta del Padre: “quien ve al Hijo ve al Padre” (Jn.14,9) ”El Padre y Yo somos Uno”. Y se hizo Hombre y habitó entre nosotros…Y murió y Resucitó…

DIOS ES ESPÍRITU SANTO: El Huésped de las almas, el AMOR de Dios, el Abogado y Defensor de los Pobres, el que nos lo explicará y actualiza todo… Nos colma de fuerza, alegría, consuelo, gracia y santidad…

Es urgentísimo llegar a la experiencia de Dios, el encuentro con Dios-Trinidad:

+ Encontrar a Dios no en las nubes, sino en la Tierra, no en las ideas sino en la vida…no sólo en la Iglesia sino también en la casa, en la familia, en el trabajo, en la calle…+ Oímos decir tan ligeramente: Yo creo en Dios pero no en la Iglesia, yo soy creyente pero no practicante, yo creo en Dios a mi manera… ”pues ojo amigo:  FE que no se practica es un ENGAÑO. AMOR que no se da es un FALSO SUEÑO. RELIGION que no se practica es una EXCUSA. Un DIOS que no se celebra es un AMULETO.

Hoja de la Sierra completa para descargar del 15 de junio de 2014: _1055_ Santisima Trinidad

“…. EL ESPÍRITU PARÁCLITO LE RECUERDA CADA PALABRA, CADA GESTO, Y LE REVELA SU SENTIDO”.

Nos dice el Papa Francisco, en la visita que hizo recientemente a Tierra Santa hablando del Espíritu Santo, que “en el Cenáculo es donde Jesús consumó la Última Cena con los Apóstoles; donde, resucitado, se apareció en medio de ellos; donde el Espíritu Santo descendió abundantemente sobre María y los discípulos. Aquí nació la Iglesia, y nació en salida. Desde aquí salió, con el Pan partido entre las manos, las llagas de Jesús en los ojos, y el Espíritu de Amor en el corazón”. “En el Cenáculo, Jesús resucitado, enviado por el Padre, comunicó su mismo Espíritu a los Apóstoles y con esta fuerza los envió a renovar la faz de la tierra (Cf. Sal 104,30)”. “Salir, marchar, no quiere decir olvidar. La Iglesia en salida guarda memoria de lo que sucedió aquí: el Espíritu Paráclito le recuerda cada palabra, cada gesto, y le revela su sentido”. “…. el Cenáculo nos recuerda la comunión, la fraternidad, la armonía, la paz entre nosotros. ¡Cuánto amor, cuánto bien ha brotado del Cenáculo! ¡Cuánta caridad ha salido de aquí, como un río de su fuente, que al principio es un arroyo y después crece y se hace grande….! Todos los santos han bebido de aquí; el gran río de la santidad de la Iglesia siempre encuentra su origen aquí, siempre nuevo, del corazón de Cristo, de la Eucaristía, de su Espíritu Santo”. “…. de aquí parte la Iglesia en salida, animada por el soplo del Espíritu. Recogida en oración con la Madre de Jesús, revive siempre la esperanza de una renovada efusión del Espíritu Santo: Envía, Señor, tu Espíritu, y renueva la faz de la tierra (Cf. Sal 104, 30)”.

(Extracto de la Homilía del Papa Francisco en el Cenáculo el 26/05/2014).

Hoja de la Sierra completa para descargar del 8 de junio de 2014: _1054_ Domingo de Pentecostes