“¡NOS TOCÓ LA LOTERÍA!”

La verdad es que no sé en que numero ha caído la lotería de hoy. Y, la verdad, tampoco me importa untitledmucho. Porque para mí, y espero que para todos los que nos decimos cristianos, estamos de acuerdo en que hace más de 2000 años no tocó ya la lotería, y no nos lo hemos gastado todavía.

Nos queda mucho que gastar y derrochar, de lo que Jesús nos trajo. Es más, cuanto más gastamos y derrochamos, amor, justicia, paz, solidaridad, salvación,  etc…, más tenemos. El problema viene cuando somos tacaños, o avaros, y no la gastamos o no la utilizamos, que se apolilla y se oxida. Y entonces cada vez nos cuesta más dar.

Hoy, por ser el día que es, quizá estemos soñando o se haya pasado por nuestra mente la idea, de qué haríamos si nos tocara la lotería. “Nos compraríamos…, pagaríamos las deudas de…, ayudaríamos a nuestro hijo, padre, amigo, e incluso daríamos para caridad o la parroquia algo, porque siempre está bien colaborar.” Pero, ¿y si pensamos en qué hacemos con aquello que ya nos ha tocado?: ¿Cuánto de nuestro amor estamos dando? ¿Cómo podemos ser más justos con aquellos que nos rodean? ¿Cómo puedo crear un ambiente más pacífico y acogedor allí donde yo me muevo? ¿Hasta dónde puedo llegar en mi solidaridad con aquellos que me necesitan? ¿Me siento salvado y amado por Jesucristo, que viene cada día a mi vida? Y todo ésto ya nos ha tocado, y podemos, es mas DEBEMOS hacer uso de ello. ¡Enhorabuena, pues te tocó la lotería!

Hoja de la Sierra completa:   _1030_ IV Adviento